Hacer ejercicios en la oficina también es posible y mantenerse en forma estando en la oficina es más facil de lo que crees.

Ejercicios en la oficina

Las horas que pasamos frente a un ordenador, o sentados en una oficina, son causantes muchas veces de enfermedades musculo esqueléticas, el sedentarismo y las malas posturas dan origen a dolores musculares, que pueden causar una enfermedad permanente , convirtiéndose en trastornos muscoloesqueleticos.

Las áreas del cuerpo más  afectadas por por las lesiones en musculos y articulaciones son el cuello , hombros, manos, y codos.

El trastorno  musculoesquelético relacionado con el trabajo es una lesión de los músculos, tendones, ligamentos, nervios, articulaciones, cartílagos, huesos o vasos sanguíneos de los brazos, las piernas, la cabeza, el cuello o la espalda que se produce por malas posturas o movimientos repetitivos en el trabajo

 

Debemos tener en cuenta que nuestro cuerpo necesita  actividad física, para la elasticidad de los músculos y mantener las articulaciones, pero en este mundo moderno donde tenemos que trabajar horas en un escritorio sentados o parados detrás de un mostrador no nos da tiempo para realizar actividad física, por eso toda persona que tenga una actividad sedentaria, debe tomar medidas para realizar algunos ejercicios durante las horas laborales.

El ejercitarse una o dos veces por día en horas de trabajo podrá ayudar a aliviar las molestias musculares ocasionadas por el trabajo.

Ejercicio en la casa

Recomendaciones:

  1. Haga pausas cada 1 o 2 horas de trabajo de 5 minutos,  levántese y camine, dentro de la oficina.
  2. Suba y baje escaleras en sus pausas, esto lo ayudara al sistema circulatorio y a fortalecer los músculos de sus piernas, además que actuara sobre su sistema cardiovascular al ser un ejercicio anaeróbico.
  3. Recuerde tomar agua
  4. Sentada en su silla haga estiramiento de manos y brazos, levante los brazos  entre lace sus manos y estirelos, el estiramiento debe ser de manera suave, para no lesionar. Estire sus brasos con la espalda recta sentada en la silla y muévalos  sobre su cabeza de izquierda a derecha y de abajo hacia arriba,
  5. Mueva en círculos sus hombros lentamente, unas diez veces a cada lado, hacia adelante y hacia atrás.
  6. Mueva en círculos la cabeza
  7. Mueva su cabeza hacia atrás y hacia delante tratando de pegar su barbilla al pecho
  8. Suba los hombros a la altura de las orejas y déjelos caer a su posición habitual, eso te relajara los músculos de los hombros cuello y espalda.
  9. Sentada rote un poco el torso hacia la derecha y luego a la izquierda
  10. Los pies y piernas también debemos ejercitarlos, mientras estas sentando. Para ejercitar tus pies y tus piernas tienes que mover rápidamente la punta de los pies. Activarás la circulación  por todo tu cuerpo,
  11. Parada póngase de puntillas  y aguantar así unos segundos, repitiendo este ejercicio varias veces durante el día. Sentado con la espalda recta, levante los dos pies juntos del piso y bájelos
  12. Sentado mueva sus piernas como tijeras, cruzándolas de forma paralela una con la otra.
  13. Sentado mueva sus piernas como si anduviera en bicicleta.
  14. Entrelaza las piernas y súbelas a la altura de tu cadera mantenlas así unos segundos y después las bajas, repite varias veces.
  15. Si trabaja de pie, siéntese cada hora y estire sus piernas y dele movimientos a sus pies, en en círculos, y la punta del pie trate de subirla lo más posible y bajarla para que la articulación y músculos se relajen.
  16. La cadera y los glúteos son las partes que más sufren por permanecer sentados tantas horas en una silla de oficina. Podemos ejercitar esta parte del cuerpo aún sentados en la oficina, con este sencillo ejercicio podemos ayudarnos: sentados en la silla mientras trabajamos, mantener la espalda recta y contraer los glúteos, por intervalos de tiempo y así lograr mantenerlos duros mientras estamos sentados.
  17. También podemos endurecer nuestro abdomen, solo tenemos que igualmente contraer los abdominales y mantenerlos contraídos por un segundo y repetir por intervalos unas diez veces. El resultado será fantástico, ¡glúteos y abdominales en forma!
  18. Los dedos de las manos es necesario ejercitarlos, estírelos, abra y cierre la mano, sacuda sus manos varias veces, mueva sus manos en círculos. Esto hará que las articulaciones de las manos se lubriquen y funcionen mejor.
  19. Cuide su postura corporal, mantenga la espalda recta y hombros relajados durante su jornada laboral.
  20. Y, lo no menos importante, sonría, mantenga una actitud positiva ante el trabajo