El mejor batido quema de grasa del mundo

En mi opinión, los batidos no sólo son totalmente deliciosos sino que también pueden brindar muchas vitaminas y minerales esenciales para tu cuerpo, y sobre todo con cualidades de quemador de grasa. Proporcionan mucha energía y buen humor durante todo el día. También le ayudan a burlar los molestos ataques de apetito voraz. Al mismo tiempo, son rápidos como el rayo y súper fáciles de preparar. Muchas buenas razones para empezar el día con un delicioso Batido Fatburner!

¿Qué tiene de especial el batido quema grasas?

Esta no es una receta tradicional de batidos. Lo especial es que este batido tiene un índice glicémico muy bajo. Tal vez haya oído hablar de la llamada dieta Glyx. Se trata de una dieta en la que sólo se consumen alimentos con un bajo índice glucémico. Esto se debe a que con otros alimentos, la liberación de insulina es provocada muy fuertemente, lo cual es malo para la quema de grasa. En la siguiente receta de batidos sólo encontrará productos con un índice bajo, lo que aumentará su quema de grasa.

Por otro lado, el jengibre, la cúrcuma, la canela, el pomelo, la pimienta de cayena y el limón estimulan su metabolismo. Las semillas de chía multiplican su volumen cuando entran en contacto con el agua.

Esto significa: Si disfruta de este batido para el desayuno todos los días, se sentirá agradablemente satisfecho y feliz durante todo el día – el deseo de comida basura no saludable desaparece automáticamente y su apetito por las verduras crece. Usted puede perder libras innecesarias de lado y aún así no sentirse como si estuviera a dieta.

Y si eres un gruñón de desayuno, ¿por qué no te llevas el batido en una elegante taza?

 

El batido Fatburner

 

Ingredientes para 1 porción de 200 ml:

– 150 g de frambuesas (frescas o congeladas)
– 1 pomelo rosa pequeño
– 1/2 limón
– 120 ml yogur de soja, leche de soja
– 1 cucharada de semillas de chía (Lo mejor es si dejas las chia remojar en agua 1 hora antes de colocarlas a la mezcla)
– 1 trozo pequeño de jengibre
– 1 trozo pequeño de cúrcuma
– 1 pizca de pimienta de cayena
– 1 pizca de canela

 

La preparación

 

– Primero lave las bayas o sáquelas del congelador y déjelas descongelar en la jarra de la licuadora.

– Pele el pomelo, dejando la mayor cantidad posible de piel blanca. Porque hay mucha vitamina C en la cáscara. La vitamina C también es un asesino de la grasa! Ponlo en la licuadora.

– Exprima el limón y viértalo sobre las bayas y el pomelo.

– Lavar y cortar el jengibre y la cúrcuma y colocarlos en el recipiente.

– Licuar todo a fondo durante un corto tiempo. Añada un poco de agua si es necesario. Dependiendo de lo potente que sea tu licuadora.

– Ponga su fuente de proteína favorita (yogur, etc.) junto con las semillas de chía, la canela y la pimienta de cayena en la batidora. Licuar todo de nuevo brevemente.

¡Que aproveche!