El secreto de porqué las francesas no engordan!

Las mujeres  nos torturamos año tras año justo antes del comienzo de la temporada de piscinas al aire libre con las últimas tendencias dietéticas, mientras miramos con envidia a las mujeres francesas que parecen ser portadoras de un gen de adelgazamiento. ¿cómo pueden comer croissants para el desayuno y  un baguette, el vino y el chocolate por la noche?

Nos preguntamos: ¿cuál es el secreto de las mujeres francesas que aparentemente no engordan?

1. Porciones pequeñas

El disfrute es realmente la prioridad número uno en Francia. Para que uno pueda probar lo más posible en el restaurante, las porciones son mucho más pequeñas. No es sólo cuestión de llenarse, sino de disfrutar de la comida.

Nadie se atiborra de un gran schnitzel y un enorme acompañamiento, además de un postre gordo. Eso ya no tiene nada que ver con el placer y contradice la actitud francesa ante la vida.

2. Mucha agua

Tal vez ya te has dado cuenta durante tus cortas vacaciones en Francia: En el restaurante siempre hay agua mineral en la mesa y se obtiene una garrafa de agua del grifo sin que se le pida.
Este sencillo truco hace que los kilos bajen, porque mientras tanto está científicamente comprobado que se pierde peso si se beben dos vasos de agua antes de comer. La razón: Según un estudio de la Universidad Virginia Tech, las personas que se someten a la prueba ingieren entre 75 y 90 calorías menos por comida debido al aumento del consumo de agua.

3. No más bocadillos

A muchas de nosotras nos encanta picar y siempre tenemos una barra de cereal u otro bocadillo en el bolsillo – al pequeño hambriento le gusta sorprendernos varias veces al día. Con los franceses es un tabú “meter” algo en medio. Cada comida se celebra. Así que los franceses comen de forma mucho más consciente, de modo que se come menos y se tiene una sensación mucho mejor de cuando se está realmente lleno.

4. Cocina tu propía comida

Los chefs franceses han sido considerados durante mucho tiempo como la élite de la gastronomía porque siempre utilizan ingredientes caros y de alta calidad y sólo se conforman con lo mejor. No en vano el Bocuse d’Or, el Oscar de los cocineros, se otorga en Francia.

Por lo tanto, cocina con alimentos frescos, preferiblemente sin procesar – y eso te mantendra delgado.

5. Caminar

Las francesas no se torturan en el gimnasio, sino que prefieren caminar cada metro a pie. De esta manera, uno disfruta del aire fresco y se mantiene delgado y en forma.

La belleza es algo que debería darte placer. Porque cuando te sientes bien, te ves bien.

6. Rutina Deportiva

¿Corriendo de un entrenamiento a otro? ¿Haciendo una carrera rápida por la mañana? Eso no se le ocurriría a una mujer francesa.

Así es – porque cuando tu rutina deportiva es estresante, no pierdes peso, logras exactamente lo contrario. La hormona del estrés cortisol se libera en la sangre y se detiene la quema de grasa.

Eat the Rainbow – el secreto de comer
¿Pero cuál es exactamente el secreto de las mujeres francesas que permanecen delgadas hasta la vejez?

Muy sencillo: al menos tres colores en el plato y cinco colores al día proporcionan una variedad saludable de nutrientes, fibra y una proporción equilibrada de carbohidratos, proteínas y grasa.

Por cierto, tres comidas al día son importantes para una dieta equilibrada, ¡en lugar de dos porciones grandes o cinco pequeñas!

El desayuno debe ser siempre la comida más importante del día. Esto podría verse así, por ejemplo:

– 250 g de yogur bajo en grasa con un poco de miel
– Añada una cucharadita de aceite de linaza (ácidos grasos omega-3)
– añadir el jugo de un limón exprimido y dos cucharadas colmadas de avena sin endulzar y nueces

El perfecto comienzo del día!

Sin embargo, a la hora de la comida y por la noche, los platos deben ser más ricos en proteínas, y con pocos carbohidratos o grasas. Estos son considerados los 10 principales ingredientes para un plan de alimentación variada:

Yogur, lentejas, quinoa, avena, ostras, espinacas, arándanos, tomates, manzanas y miel.

En resumen: Si usted se preocupa básicamente por llevar una dieta equilibrada, variada, multicolor y baja en grasas y azúcares, está en el buen camino para mantenerse delgado hasta la vejez.